SEGUIDORES

miércoles, 20 de agosto de 2014

LOS HIJOS DE LA ENVIDIA ( Rep. Año 2008)





LOS HIJOS DE LA ENVIDIA


Los hijos de la envidia
se retuercen.
son como sapos
desvergonzadamente gordos.

Sin brillo en los ojos
o definitivamente ciegos.
Suelen envolver sus lenguas
como las enormes anacondas.

Con sus mortales venenos
ellos viven succionando,
de continuo sus putrefactas
heridas con hedor a muerte.

Los hijos de la envidia
creen ir vestidos de amarillo oro,
más su color es gris pastoso
ellos son las hienas humanas.

Hablan de glorias pasadas
y futuras, más doy por seguro
que mienten, son patéticos
acorralan y manipulan a almas sumisas.

Llevan los dientes podridos
con bocas falsas
y sonrisita de dentífrico,
aunque viven succionando sus fluidos.

Tienen a contrata en la lengua
un enano que les zurce las palabras,
que ellos no saben pensar
porque la envidia es descerebrada.

Son los padres de la cultura moderna,
usan zapatos de fango y van dejando
sus inmundas huellas en los pastos nobles,
los manchan, no soportan su lozanía.

Se seducen entre ellos odiándose.
Son los guardianes de las puertas de los infiernos
y fallecen cuando a su vida asoman los hijos del amor.

Rossana Arellano
© VIVIR LAS HORAS

Publicar un comentario