SEGUIDORES

lunes, 8 de octubre de 2012

MEMORIA DE LOS GALLOS





MEMORIA DE LOS GALLOS

1.-

No es posible que respondas...

Y ves pasar la gente,
se apoyan en la urna,
tanto así que sus codos
presionan tus costillas.

Se presentan en casa
a grandes voces
y descargan afectos
nunca vistos en vida.

Pero son los amigos de los jueves
que caen de rodillas frente al nicho
y la viuda comprende,
vienen a despedirlo con sus tufos.

2.-

Te guardas la opinión, es imposible decir una palabra...


Y muerto como estás
recuerdas ciertas cosas,
tu perro de la infancia,
la vecina coqueta y entonces te sonríes.


Estás en la antesala o en el limbo,
leyendo aquella carta de tu madre
y lágrimas aún empapan
ese traje perfecto que ahora luces.

Entonces todo calza,
la distancia no existe
e incluso la memoria
no se toma licencias por fatiga.


Rossana Arellano
Publicar un comentario